Skip links

Baja autoestima en adolescentes

Primera Sesión Informativa ¡GRATIS!

Baja autoestima en adolescentes

Primera Sesión Informativa ¡GRATIS!

¿Qué es la autoestima en la adolescencia?

Cuando hablamos de la autoestima en la adolescencia es importante precisar que esta es una etapa del ciclo vital donde surgen muchos y profundos cambios a nivel físico, psíquico y social. Es un periodo de “crisis” para los adolescentes, puesto que se tienen que enfrentar a estos cambios sin tener las suficientes habilidades ni competencias para afrontar esas situaciones. La autoestima es la formación del concepto que de sí mismo tiene el adolescente.

¿Qué es la autoestima en la adolescencia?

Cuando hablamos de la autoestima en la adolescencia es importante precisar que esta es una etapa del ciclo vital donde surgen muchos y profundos cambios a nivel físico, psíquico y social. Es un periodo de “crisis” para los adolescentes, puesto que se tienen que enfrentar a estos cambios sin tener las suficientes habilidades ni competencias para afrontar esas situaciones. La autoestima es la formación del concepto que de sí mismo tiene el adolescente.

¿Qué factores van conformando la autoestima?

Los siguientes factores contribuyen en la formación del autoconcepto o autoestima del adolescente:

La familia, es el primer contexto donde se va construyendo el autoconcepto. El apego familiar es determinante para que un niño vaya creando unos vínculos seguros para que al llegar a la adolescencia tenga más seguridad en si mismo. Las normas y valores que les transmiten los padres son de gran importancia para el aprendizaje de los límites que necesita un adolescente.

Las redes sociales, forman parte de la vida cotidiana de un joven. Es su forma de relacionarse con sus iguales. También “siguen” a sus ídolos y se comparan con ellos, idealizando una visión del mundo y de sí mismos. Esta situación origina en el adolescente estados de frustración al no tener todavía referentes entre lo “real” y lo “ideal” .

El centro educativo, también forma parte fundamental en la socialización del adolescente. En muchas ocasiones las comparaciones con otros jóvenes que actúan como “líderes” afecta a la autoestima del joven, por creer que carecen de esos rasgos y habilidades y que por lo tanto temen no ser aceptados en el grupo. Esta situación genera en el joven un estado de frustración que puede desencadenar estados de depresión o ansiedad.

La imagen corporal, en la adolescencia entra en un conflicto interno entre “lo que debería ser” y “lo que soy”. El inconformismo por su cuerpo hace que se generalice hacia otras áreas de su vida, incurriendo muchas veces en conductas de aislamiento.

La influencia de estos factores deriva en grados diversos de autoestima personal, que pueden oscilar entre adolescentes con un alto nivel de autoestima hasta adolescentes que adolecen de una visión positiva de sí mismos (baja autoestima).

Consecuencias de una baja autoestima

Al afectar la baja autoestima a todas las áreas de la vida del adolescente familiar, social, académico y personal), las consecuencias que pueden desencadenar son múltiples y, dependiendo de su personalidad, aparecerán unas con más frecuencia que otras.

Los estados de ánimo alterados suelen ser los más frecuentes. Si estos estados se mantienen en el tiempo o incluso se agravan, las posibles consecuencias son:

Trastornos de ansiedad y depresión.

Conductas autolesivas e ideaciones suicidas.

Trastornos alimenticios.

Dificultades para las interacciones sociales.

Conductas disruptivas que pueden desencadenar un trastorno negativista desafiante.

Uso de sustancias tóxicas.

Consecuencias de una baja autoestima

Al afectar la baja autoestima a todas las áreas de la vida del adolescente familiar, social, académico y personal), las consecuencias que pueden desencadenar son múltiples y, dependiendo de su personalidad, aparecerán unas con más frecuencia que otras.

Los estados de ánimo alterados suelen ser los más frecuentes. Si estos estados se mantienen en el tiempo o incluso se agravan, las posibles consecuencias son:

Trastornos de ansiedad y depresión.

Conductas autolesivas e ideaciones suicidas.

Trastornos alimenticios.

Dificultades para las interacciones sociales.

Conductas disruptivas que pueden desencadenar un trastorno negativista desafiante.

Uso de sustancias tóxicas.

Intervención con el adolescente y la familia

En nuestro Centro realizamos una evaluación al adolescente y a su familia y, si así lo requiere el caso, una entrevista con el centro educativo para conseguir un diagnóstico ajustado y tratamiento personalizado y fiable con el adolescente.

Este tratamiento, durante el proceso de intervención, también se extiende a la familia para dotarla de pautas y estrategias que ayuden al adolescente a superar con éxito su problema.

Consúltanos y te informaremos sin compromiso.

Primera sesión informativa gratuita.

contactar

Consúltanos y te informaremos sin compromiso.

Primera sesión informativa gratuita.

contactar