Skip links

Cómo puedo saber si mi hijo tiene déficit de atención e hiperactividad.

Algo importante que tenemos que conocer para ayudar a los padres a detectar algunas pautas de conducta de sus hijos que tengan relación con el trastorno por déficit de atención, es que existen tres tipos de TDAH (déficit de atención e hiperactividad).

¿Cuáles son los tres tipos de déficit de atención e hiperactividad?

  • Inatento (falta de atención)
  • Hiperactivo-impulsivo
  • Combinado (cumple con sintomatología de los dos tipos a la vez).

Esta distribución de tipos de TDAH nos indica que, por ejemplo, si un niño es hiperactivo no significa necesariamente que sea inatento o que tenga un déficit de atención. Los niños hiperactivos se concentran menos por la propia naturaleza de su hiperactividad y no necesariamente porque tengan un déficit de atención.

A su vez hay niños inatentos que no manifiestan una conducta de hiperactividad, es más,  pueden ser excesivamente tranquilos y permanecer “ en su mundo” con un estilo de conducta tendente a la pasividad.

¿Qué nos indica todo esto?Es imprescindible un buen diagnóstico para determinar el tipo de TDAH infantil.

Que el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es muy complejo y por tanto requiere de un buen diagnóstico para determinar qué tipo de TDAH puede tener el niño, y para definir su correcto tratamiento.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, nos podemos preguntar si hay algunas pautas de conducta que los padres pueden observar en sus hijos para ayudarles a saber si presentan síntomas compatibles con el TDAH. Sí, las hay pero a su vez hay que tener cuidado de no confundir esos síntomas con otros que no necesariamente corresponden con este tipo de trastorno.

¿Cuáles son los síntomas que se presentan con más frecuencia?

Niños inatentos

La conducta más frecuente es su facilidad para el despiste. Esto se traduce en que, con frecuencia pierden cosas, se distraen con facilidad, les cuesta mucho permanecer en una tarea mucho tiempo. Al perder la concentración con facilidad, suelen tener problemas académicos en asignaturas que requieren que su sistema cerebral se mantenga más activo, puesto que los estudios indican que este trastorno afecta a la región prefrontal del cerebro, que es la encargada de la planificación, concentración y organización de los estímulos que recibimos del mundo que nos rodea.

Niños hiperactivosLos niños hiperactivos suelen hablar mucho y enfadarse con facilidad.

La conducta más frecuente la encontramos en su dificultad para mantener la calma mental y física. Son niños que muestran una inquietud física, que se manifiesta con frecuencia con movimientos en exceso de  manos y  pies. Les cuesta mantenerse sentados mucho tiempo y cuando lo están, la propia inquietud física hacen que no puedan concentrarse ni escuchar lo que se les dice. Suelen hablar mucho y enfadarse con facilidad si no se les responde enseguida. Esta última conducta también está presente en los niños que no presentan hiperactividad, pero en el caso de presentarla, lo hacen con mucha más frecuencia y con un nivel de intensidad mucho mayor.

TDAH combinado

Presentan síntomas de inatención y de hiperactividad, los niños manifiestan conductas de ambos tipos y su nivel emocional suele estar muy alterado, alcanzando estados emocionales que se manifiestan en conductas de irritabilidad, labilidad (animo deprimido) con escaso interés por las situaciones. Tienen en muchos casos estados de ansiedad y alteraciones en el sueño.

 

Tenemos que ser muy prudentes en el diagnostico del TDAH, dado que los síntomas que presentan estos niños pueden deberse a otras causas. Por este motivo, es primordial realizar un buen diagnostico diferencial que nos indique qué proceso terapéutico hay que aplicar en cada caso, teniendo también en cuenta la personalidad que cada niño tiene y, no menos importante, en el contexto socio-familiar en el que se desenvuelven.

¡Déjanos tu comentario!

Name*

Website

Comentario

Abrir chat
Powered by